lunes, 30 de marzo de 2020

Cuarentena VII




Home, such a body feeling
Home, no one ever speaking
Home, with our bodies touching
Home, and the cameras watching
Home, will infect whatever you do
Where home, comes to life from out of the blue
...
Compassion for things I'll never know

domingo, 29 de marzo de 2020

Cuarentena VI


Cuarentena V




Aunque puedan establecerse etapas y estructuras en el mito del héroe tradicional, lo esencial del mito y de sus símbolos no admite esquematización alguna. La New Age ha hecho una parodia del mito y del símbolo en general, de manera tal que, por ejemplo, el héroe realiza hazañas previsibles, padece pruebas harto conocidas y su redención es un triste simulacro, pues se limita a un ilusorio contentamiento de la mediocridad del 'yo'. Por cierto, esta decadencia espiritual postmoderna tiene antecedentes y el propio Liber Novus atestigua la degradación moderna del símbolo, propia de un racionalismo desencantado o de una devocionalidad superficial. Así, por ejemplo, en el capítulo XVII del Liber Secundus, los personajes representan paródicamente un pasaje del Parsifal. Aquí el arquetipo se degrada en estereotipo y el símbolo en mero simulacro.

'El libro rojo de Jung'
Bernardo Nante


lunes, 16 de marzo de 2020

Cuarentena IV





En la Crítica de la razón pura, Kant describe el conocimiento como una actividad remunerada. Según Kant, el conocimiento trabaja por una "ganancia realmente nueva". En la primera edición de la Crítica de la razón pura, Kant habla de "cultivo" en lugar de "ganancia". ¿Qué motivo pudo haber tenido Kant para reemplazar "cultivo" por "ganancia" en la segunda edición? Acaso cultivo le recordara demasiado a Kant la amenazadora fuerza del elemento, la tierra, la incertidumbre y la imprevisibilidad inmanentes a ella, la resistencia, el poder de la naturaleza, que habrían incomodado sensiblemente el sentimiento de autonomía y libertad del sujeto kantiano. El asaliarado urbanita podrá desempeñar su trabajo independientemente del cambio de las estaciones, pero eso le resulta imposible al campesino, que está sujeto a su ritmo. Posiblemente el sujeto kantiano no conozca la espera ni la paciencia, que Kant rebaja a "virtudes femeninas", pero que son necesarias en vista del lento crecimiento de aquello que fue encomendado a la tierra. Quizá a Kant le resultara insoportable la incertidumbre a la que queda expuesto el campesino."


Byung-Chul Han





Cuarentena III







El origen de la palabra cuarentena lo encontramos en el Pentateuco, 3.400 años atrás.
40 son los años en que Moisés vivió como pastor en Madián; los días en el que, también Moisés, permaneció en el Monte Sinaí antes de bajar con las tablas de los Diez Mandamientos; los años a los que los hebreos fueron castigados a vagar por el desierto; o los días (y noches) que Jesucristo pasó de ayuno en el desierto y vivió el episodio en el que fue tentado por el diablo.

"Entonces fue conducido Jesús al desierto por el Espíritu para ser tentado por el diablo. Después de haber ayunado cuarenta días con cuarenta noches, sintió hambre. Y acercándose el tentador le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en panes. El respondiendo dijo: Escrito está: No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que procede de la boca de Dios" (Mt 4, 1-4).

"No deserto hai oasis e espellismos. O principal traballo de toda vida humana é aprender a recoñecer a diferenza. Non é doado. Por máis que da desilusión nazan promesas, libros e casamentos, segue sen ser doado. A forza que precisamos para construír é a forza que precisamos para derrubar: unicamente muda a dirección do vento. "Non podemos camiñar con fame baixo o sol. Dános sempre o mesmo pan, o teu corpo de sangue, Señor". Atopas certo consolo no movemento das árbores e nas súas filigranas de sombra, e mesmo che parece que podes ver impresas, sobre o muro, as pegadas da túa mortalidade."

María do Cebreiro


http://mariadocebreiro.net/es/o-deserto/?fbclid=IwAR06ZgdV1jQLyE6U80Gor8CyhZ_H5co8mqiuN4gWhQAXJN2-fu-TTYzlq70


Cuarentena II


desde que mi casa se quemó
ahora tengo
una mejor vista
de la luna creciente

Masahide






Cuarentena I





You can fly from the stuff that still surrounds you
We're home and the band keeps marchin' on


miércoles, 11 de marzo de 2020

Tierra



Disuelto en lágrimas, el yo renuncia a su superioridad y toma conciencia de su propio arraigo en la naturaleza. Regresa llorando a la tierra. Para Adorno, la tierra representa el polo opuesto del sujeto que se opone  absolutamente a sí mismo. Lo libera de su encarcelamiento en sí mismo.

La evocación de la naturaleza deshace la tenaz autoafirmación del sujeto: "Brota la lágrima, ¡la tierra me ha recuperado!". En ese momento, el yo se sale espiritualmente de su encarcelamiento en sí mismo.

La digitalización del mundo, que equivale a una humanización y una subjetivación totales, hace que la tierra desaparezca por completo. Recubrimos la tierra con nuestra propia retina, y al hacer eso nos volvemos ciegos para lo distinto.

Byung-Chul Han

Frágil


El mundo es como una misteriosa cáscara. 
No se lo puede comprender. 
Quien quiera com-prenderlo lo perderá.


Lao-tse

martes, 10 de marzo de 2020

Pétalos



Y esto: que un pétalo se abra del todo como un párpado,
y debajo no aparezcan más que párpados,
cerrados, como si, durmiendo diez veces,
tuvieran que amortiguar la potencia visual de
un interior.

Rilke

Corola


Conmovedora: anémona,
la tierra es fría, es una nada,
de pronto tu corola susurra
una palabra de fe, de luz.

En la tierra sin bondad,
adonde solo llega la fuerza,
fue sembrada tan calladamente
tu silenciosa flor.

Conmovedora: anémona,
traes la fe, la luz
que el verano trenzó como corona
hecha de grandes flores.

Gottfried Benn

Cornácea sedosa


Pero donde acecha el peligro
también crece lo salvador

Friedrich Hölderlin

Nimbo



Llamábamos a la tierra una de las flores del cielo,
y llamábamos al cielo el infinito jardín de la vida.


Friedrich Hölderlin, Hiperión


lunes, 9 de marzo de 2020

Briznas



Léeme simplemente
como el sol lee las briznas de hierba,
como el pájaro lee el libro de flores.

Suad Al-Sabah


sábado, 7 de marzo de 2020

Sal



¿Y por qué el viento
no sabe todavía que tenemos heridas?
¿Acaso él y el llanto ignoran que han llevado
a nuestras heridas la sal del mar?
...
¿Y por qué la ausencia
derrama la belleza en lejanas colinas,
en los rostros desconocidos,
más allá?


Názik Al-Malaika

miércoles, 26 de febrero de 2020

Espejismo




Sumergió los dedos en el desierto,
y con el agua del espejismo escribió un poema.

Fawzía Abú Jáled

Fulións de Manzaneda (Requeixo, Langullo, Borruga, Bidueira...)


Sen dúbida, o compoñente máis máxico do entroido é o fulión e a súa vocación de camiñante, de visitante e de hospedador.
A ronda do fulión camiña baixo o ritmo marcado das vibracións de bombos, gadañas, martelos e sachos, día e noite. Cada fulión ten un ritmo de seu, característico propio da aldea, e característico propio do instante e as persoas que o conforman. Non está suxeito a programas, horarios ou público. Non hai tumulto nen confusión no fulión. Hai estrondo, ecoar, e vibracións de tambores que converten a todos os asistentes nun único camiñante hipnotizado e guiado polo latexar dos bombos e a solemnidade da montaña. Non é posible chegar á ronda do fulión como espectador, nen tan sequera é doado atopalo, porque o fulión non é un espectáculo, se queres participar do fulión has de chegar sen presa, sen ansia, e sen expectativa, porque o principal compoñente do fulión é o tempo.
As rondas do fulión seguen o paso marcado polo grupo, sen saber cando vai parar de sonar, nin canto vai durar a parada. O fulión avanza sen parar de tocar, de bailar e de xirar, descansa, retoma forzas e continúa, segue un ritmo acompasado e ininterrumpido, mantén a elegancia e a solemnidade propia da montaña e dos ciclos naturais, non é doado domalo porque a súa esencia é o camiñar, o movemento continuo, o silencio, o son e a vibración.
O fulión é a resistencia dun rural extinguido que manten a salvo a dimensión interior fronte ás agresións externas. Fainos conscientes da conexión que mantemos co espacio e o tempo interior, en oposición á enorme presión psicolóxica á que nos somete a permanente obriga da comunicación utilitarista.
As rondas de fulións visitan as aldeas pedindo permiso previo de entrada para visitar, casa por casa, e facer do camiño un corpo e unha vibración común conectada por un tempo que non alcanza a ser expresado pola linguaxe. A toma de conciencia de determinadas experiencias para as cales a linguaxe non serve, unha forma de coñecemento dirixida a comprender o que non se pode dicir. Disciplina interior.
O fulión é algo serio, a xente camiña en silencio sen esperar nada del, cunha intención decidida de contemplación, contrario á lóxica imperante, tanto nenos como adultos participan dese oco que se abre ao silencio e a meditación, guiado polo continuo xirar da máscara e o ecoar dos tambores na montaña.
O primeiro que te extraña ao chegar e preguntar polo fulión é que ninguen responda con claridade, ninguén poida dicirche lugar e hora de inicio... Unha vez que estás dentro enténdelo, e cando outros chegan preguntando veste incapaz de responder. O fulión é unha cuestión de fé, de misterio, de humidade, de maxestuosidade, é o exército da espera, a Galicia da porta de atrás.










martes, 4 de febrero de 2020

Ciclo-génesis







Cualidad es el nombre que María Zambrano da a aquello que por no ser no tiene nombre, por ello le parece inadecuadamente racionalista darle esta denominación, pero sin embargo considera que nos puede sugerir aquel aspecto de lo que nos rodea con el que contactamos de una forma no racional. La cualidad es una pura presencia que se nos hace visible sin fundamento "parece estar rodeada de un abismo".
El racionalismo, convencido de que la realidad tiene una estructura racional, adopta una perspectiva limitada y selectiva ya que es ajeno a cualquier manifestación que no encaje en esta convicción. De este modo empobrece el mundo y el trato del hombre con él. Las consecuencias son de gran trascendencia porque no sólo determinan la cantidad y calidad de realidad con la que puede entrar en relación sino la raiz metafísica de la vida humana: su modo de inserción en el universo.

Y el ser humano, en tanto ser real, encuentra en él mismo que la absoluta racionalidad de lo real, la identificación sujeto-objeto, es irrealizable viviendo, y es que hay un fondo insobornable a la razón, un fondo último del vivir que María Zambrano llama "entrañas" donde se encuentran todas las formas del sentir. En él se siente instante a instante el pasar de la vida; es un "padecer" que constituye lo más íntimo: se padece porque se está vivo o se está vivo porque se padece. Se siente sin interrupción por el simple hecho de estar vivo.
Este sentimiento profundo no puede ser reducido a razón, y lo que se siente es lo que no es, lo otro, lo heterogéneo, lo cualitativo, lo que no se puede nombrar porque "Sólo se puede decir lo que de algún modo es". En los tiempos en los que se pretende un saber absoluto, todo esto, lo que no es nombrado, queda disuelto.

Este sentimiento profundo no puede ser reducido a razón, y lo que se siente es lo que no es, lo otro, lo heterogéneo, lo cualitativo, lo que no se puede nombrar porque "Sólo se puede decir lo que de algún modo es". En los tiempos en los que se pretende un saber absoluto, todo esto, lo que no es nombrado, queda disuelto.

María José Clavo Sebastián
'María Zambrano: el tiempo y su articulación con otros conceptos'

viernes, 24 de enero de 2020

Ciclo-génesis


E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión.

Génesis 1:7