viernes, 13 de enero de 2017

corazón-cadáver





Hacía tiempo que no iba al cine, con la mudanza de piso estoy aprovechando para mudar de costumbres, o por lo menos, ampliarlas; ampliar espacio vital y ampliar costumbres. Aunque siempre lo sospeché, no llegaba a imaginar el poder que el espacio físico puede tener sobre el espacio mental. 

Amplitud de miras
espacio para mi
hueco en el corazón.
Frases hechas con espacio
muerto, exterior, vital, imaginario, aéreo, interior, informativo, real, atractivo...

La primera vez que me senté en una oficina a trabajar durante 8 horas seguidas sentí que el aire me oprimía, el reducido espacio que me ofrecía la muy ergonómica silla no era suficiente para dar vueltas sobre mí misma sin saber cómo cambiar de postura. Todavía hoy me sigue pasando. 
Me asombraba, de pequeña, la inmovilidad de mi hermana mientras dormía. Ella era capaz de cerrar los ojos y volver a abrirlos al día siguiente sin haber modificado una sola arruga del edredón. Mientras tanto, yo daba vueltas como una croqueta en busca de la ansiada posición, alguna vez en el furor del girar, me caía de la litera, rebozada y acolchada entre las mantas, dispuesta a seguir durmiendo tras encontrar otra in-cómoda postura en el suelo de la habitación.
Los espacios en los lugares de trabajo me han parecido casi siempre tiránicos, sofocantes. Demasiado abiertos para tener intimidad, demasiado opresivos para resultar holgados.

La película que fui a ver se llama Mimosas, dirigida por Oliver Laxe, trata sobre un viaje a través de las montañas del Atlas que transporta a los protagonistas por un viaje espiritual y de transformación personal. Un viaje de adentramiento en el vacío y la cimentación de la muerte. Una alegoría, leyenda, cuento o fábula al estilo de los grandes clásicos, en el que la historia va más allá de los hechos, y trasciende a la espiritualidad. 
Un espejo mágico que refleja aspectos del mundo interno y sus etapas a través de las cuales se construye la madurez psicológica. El camino desconocido se va convirtiendo en conocido, los guías del viaje se van convirtiendo en guías a medida que avanza el viaje. Arquetipos que modelan el camino para abrirse campo en un medio abrupto, tosco y grosero, de ideas abstractas o poco entendibles, guiados por su intuición, su fe y sus creencias. La muerte se convierte en la clave, la llave que da la vida y que abre paso al viajero. Mediante la renuncia y la fe se construye la madurez del personaje, y también la película, convertida en el tesoro-grial-objeto-de-culto-resultante de la evolución espiritual.

Es una película que conecta muy bien con las inquietudes de cualquier persona en cualquier parte del mundo, a pesar del efecto goma de borrar-anulación de la espiritualidad que produce la cultura del consumo y evasión en la que nos vemos inmersos.

Hoy me siento más o menos feliz porque tengo ya la música, creada específicamente, para mi próxima pieza de baile. Siento que tengo una enorme suerte de tener conmigo a los ángeles de la guarda, y la sala está casi preparada para empezar a crear. Tan solo debería empezar a dejar de mirar el paisaje, y decidirme a transportar mi propio cadáver.

lunes, 19 de diciembre de 2016

desgaje


Grabado en A Coruña, octubre de 2016
Música: Forest Swords - Onward
Grabación: Raquel López Suárez
Montaje y edición: Marta Cuba
Improvisación de movimiento: Marta Cuba

martes, 25 de octubre de 2016

mecánica de la entraña


la mecánica de la entraña
del andamio
del desgaje
perfecto engranaje
que atraganta
desgarra
escupe

engañaje

des-entrañado mecanismo

miércoles, 12 de octubre de 2016

Mo-ver


"Oír, oiréis pero no entenderéis;
mirar, miraréis pero no veréis"



mo-vernos




Falta mi vida, falto a mi vida...
Me mordí los labios y no sabía qué hacer con las manos... Me fui con ese rostro que no encuentro, que no recuerdo.


Alejandra Pizarnik

 

sábado, 8 de octubre de 2016

entre mi pecho


No se si somos dos
la que ayuda o aplasta
en mi lenguaje interior
tengo miedo y de prisa  

_______
fotos de Iria Friné Rivera Vázquez


entre despierta


Soy perdida
soy pena fuerte
entre la muerte 
no hay roce
entre la vida
luces despierta
entre salvaje y marchita
luces opaca 
entre la sangre
que ocupre y que escupe
entre la roca de pié.
Entre el arriba y 
entre el abajo 
mi mano
entre despacio y deprisa
entre el principio
entre al final
entre mi espalda
y entre mi pecho.
_______
fotos de Iria Friné Rivera Vázquez


tú sola


Esa luz que hace sombra
desde mi imagen de cuerpo
me arrastro 
en tu lenguaje
en tu duda
no pienses más
en las luces que tapan
luces preciosa
sin sangre
sin más
sin menos
nada que preocupe
ocupre, o escupe
entre salvaje y marchita
entre la luz 
y la sombra
entre sin más
y sin menos
_______
fotos de Iria Friné Rivera Vázquez

viernes, 7 de octubre de 2016

tú sola






Entre salvaje y marchita
me descuido y te pisan 
mis rosas de invernadero
luz fuerte despreciativa,
aire despreciativo 
que sopla del mar.
Cómo pro-tejer-te
de la que ayuda y aplasta.
Con duda y sin duda
deshoja y desnuda
mi cuerpo, qué es lo que no entiendes
en tu lenguaje interior
tengo miedo y prisa 
de tejerme otra vez,
re-enmendarme yo sola 
tú sola, TÚ SOLA
tusolapalabra de odio
tusolapalabra de amor

_______
fotos de Iria Friné Rivera Vázquez

lunes, 29 de agosto de 2016

apoyo




'Toco las formas para que me informen. Este saber táctil es un saber horizontal, un saber cuerpo a cuerpo.
Dejo que la piel se entienda con la piel.
La forma con la forma.'

Asymmetrical-Motion
Notas sobre pedagogía y movimiento.
Lucas Condró - Pablo Messiez

sábado, 27 de agosto de 2016

Mi oración leída sin papel





Todas eran bellas, todas lucían correctamente. El recuerdo principal de aquel día es el momento previo a salir a escena, entre bambalinas nos colocaban a todas en fila india, mi cabeza sobresalía un poco entre el resto de niños y niñas, era alta y muy delgada, dócil e inocente, no tenía melena para camuflar mi estructura esquelética y hombruna. Comenzaba la representación. Yo creía haber escogido correctamente la indumentaria, nadie  me había explicado el protocolo, tampoco nadie me había explicado en qué consistía eso de "tener la regla". La representación tardó unos cuantos años en terminar, nunca sería la ropa apropiada, nunca el momento apropiado. No me importaba  tener el pelo corto y llevar pantalones en el día de mi primera comunión, no lo había escogido yo. Sí, de mi boca salieron las palabras, pero no eran importantes, verdaderas, lo innombrable era una causa de fuerza mayor.
Ir en contra de lo establecido, ser diferente al resto de niñas, soportar las críticas del resto de madres no suponía un problema. Trastocar un orden que nada tenía que ver conmigo no era complicado, existía otro orden imposible de romper, otras reglas imposibles de vencer, porque lo que no existe no se puede enfrentar. La regla no existía y cuando llegó se convirtió en reglas, en reglas abundantes. Mi cabeza empezaba ya a girar, seguía sobresaliendo entre el resto de niñas, y seguía desvinculándose de mi cuerpo.
No vestía de princesa ni me entusiasmaba el rosa, curiosamente y desde una perspectiva poco reflexiva seguramente hoy sería reivindicada entre un amplio sector supuesto defensor de la igualdad entre hombres y mujeres. Las tiranías no vienen nunca de la mano de colores ni de banderas. Las tiranías se camuflan de la mano de personas cercanas, de tal forma que antes que enfrentarnos a ellas resulta mucho menos complicado enfrentarse a una sociedad entera o a un ejército entero. 
La alineación (alienación) estaba lista, las puertas se abrían, el largo vestido del cura encabezaba la formación, en sus manos una cesta, y en mi mente la oración repetida una y otra vez, la oración que llegado el momento leería sin papel, acercándome al micrófono decidida y sin titubear. La oración pedía por los niños pobres y enfermos del mundo. Con eso sí conseguiría su admiración.
Mi oración leída sin papel. Mi papel leído sin oración. Mi leído papel sin oración.

domingo, 7 de agosto de 2016

tocar el movimiento



'Tocar el movimiento es dejarme mover, por que si está suelto, 
mi cuerpo se desliza en las curvas.
¿Cómo detenerse en este territorio sin rectas estables?
Mover para que el movimiento mueva.'

Asymmetrical Motion (Notas sobre pedagogía y movimiento)

Improvisación grabada en el Centro Ágora de A Coruña. 
29 de julio de 2016.

Música: Forest Swords

lunes, 25 de julio de 2016

cuerpo sumergido


Sumergido en el espacio sin límites,
el cuerpo olvida sus jerarquías.
No hay arriba, ni abajo, ni frente, ni detrás.
Las direcciones se abren múltiples y simultáneas a
ese infinito.
El cuerpo se deja pesar, sin posarse, y es como si
volara.
Mi lugar en el espacio define mi espacio.
Mi espacio define mi cuerpo.
Moverse es ser otro.

Asymmetrical-motion (notas sobre pedagogía y movimiento)

Improvisación de movimiento grabada en el centro Ágora de A Coruña. 22 de julio de 2016.
Música: 'Six Pianos' - Steve Reich

cuerpo sumergido



El movimiento viaja.
Moverse es dejarse caer por los infinitos recovecos
del espacio que no tiene forma. Si el movimiento
pudiera entrar en la lógica del espacio, informe por
naturaleza, sería otro.
Yo sería otro en el espacio.

Asymmetrical-motion (notas sobre pedagogía y movimiento)

Improvisación de movimiento grabada en el centro Ágora de A Coruña. 22 de julio de 2016.
Música: 'The Weight Of Gold' - Forrest Swords