archivo del blog

miércoles, 22 de septiembre de 2021

lunes, 20 de septiembre de 2021

Noche

 



"Como una tierra prometida abrevada de inocencia,
me entrego a aquel que desenreda mi noche, y mi corazón se decanta en el reposo y luce."

Louis Cattiaux

sábado, 4 de septiembre de 2021

Mapa Poco Lógico


 

Tártaro




"Todo induce a creer que existe un cierto punto del espíritu donde la vida y la muerte, lo real y lo imaginario, el pasado y el futuro, lo comunicable y lo incomunicable, lo alto y lo bajo cesan de ser percibidos contradictoriamente."

(Segundo manifiesto surrealista, André Breton)
 

Asfaltites



Detrás de las palabras "betún de Judea" sabes que sólo puede haber una historia y un lugar prodigioso, al que quieres viajar aunque solo sea por pronunciarlas más.

El lago Asfaltites. Sal y asfalto bíblico: geoquímica.

Este mar salado era llamado en la antigüedad por los griegos como "lago Asfaltites". El nombre se debió a los depósitos de asfalto que aparecían en las orillas de este lago.
A estos afloramientos y depósitos de asfalto también se le llamó antiguamente "betún de Judea".







 

viernes, 13 de agosto de 2021

Geografía sutil

 



"Pero todos los vivos
cometen el mismo error de diferenciar demasiado
tajantemente. Los ángeles (se dice) con frecuencia no
sabrían si andan entre los vivos o entre los muertos.
La corriente eterna arrastra siempre consigo todas
las edades a través de las dos zonas y atruena sobre ambas."

Rilke

Geografía sutil estampada (en serigrafía) sobre terciopelo blanco.


Inframundo

 


Hay que atravesar la noche para llegar a la luz del día nuevo. De este camino hacia la luz hablaron los egipcios en el Libro de los muertos, cuya traducción auténtica es Libro para salir a la luz del día. El valor de este texto para los egipcios era incalculable, sus fórmulas permitían a los difuntos alcanzar el Más Allá, sin ellas la persona fallecida podía sufrir una segunda muerte que significaría su total aniquilación. Y es justamente una segunda muerte la que le acontece a Eurídice en el mito de Orfeo descendiendo al inframundo para salvarla.

Al igual que en el mito de Apolo y Dafne, en el de Orfeo y Eurídice se simboliza la virtud pero también la condena. La tensión vivificadora y a la vez dadora de muerte en la dualidad implícita que conlleva el simbolismo de la noche, entre la oscuridad y la luz. Orfeo ama perdidamente, suspira sin cesar tras el dichoso momento en el que verá a Eurídice en la morada de los vivos, al salir de la putrefacción vestida con el hábito blanco, indicio de la alegría y de la resurrección. Pero este amor exagerado no les permite aguardar al término prescrito por la naturaleza. Quieren forzarla a precipitar sus operaciones y lo echan todo a perder. El exceso de amor resulta finalmente en ausencia del mismo.

Semilla

 




Todo acto creativo pasa por el amor, fuerza unitiva entre el cielo y la tierra, que posibilita el encuentro en la semilla, en el punto, que da origen a la línea. El evangelio de San Juan describe la creación desde el silencio a la palabra:

“En el principio (silencio) era la palabra (verbo) y la palabra estaba con Dios y Dios era la palabra”… “y el verbo se hizo carne y habitó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria”.

Según Tertuliano "el rayo divino, que es el Verbo o el Logos, descendió a una virgen, tomó carne en su seno y nació, hombre y Dios a la vez". Lo observamos también en los diferentes mitos de unión de la divinidad con la naturaleza carnal de los humanos, como en el caso de Zeus (Júpiter) con tres jóvenes terrenales: Leda, Danae y Antíope. También en el Corán, en el capítulo 2 tenemos una referencia simbólica a este descenso a las entrañas de la tierra. Iblís, el ángel superior que no quiere adorar a una criatura hecha de barro, se niega a rendir homenaje al hombre, a postergarse ante la creación de Dios, y por lo tanto es expulsado del paraíso, esto se explica con la caída del ángel del cielo a los infiernos, Lucifer (el que lleva la luz del cielo a la tierra). Es el símbolo de la ruptura entre dos niveles que se han de reconstruir, el demonio, lo inevitable en la creación.



Polo Norte

 





 Mapa bordado a mano, dentro de la serie titulada Mapas Poco Lógicos.


Quebranto

 




"Sin la negatividad de la muerte, la vida se anquilosa en lo muerto...
La negatividad es la fuerza vivificante de la vida. Constituye también la esencia de lo bello. Inherente a lo bello es una debilidad, una fragilidad, un quebrantamiento. Es a esta negatividad a lo que lo bello tiene que agradecerle su fuerza de seducción."

Byung-Chul Han.


domingo, 6 de junio de 2021

Mapa de T en O

Alberto Marci nos propuso como ejercicio de clase crear una pieza a partir de los sedimentos de la lectura del texto de José Saramago, un extracto del cuento de la isla desconocida.  El viaje es para mi uno de los símbolos más completos del ser humano, y presente en todas las culturas. La ausencia de practicidad del viaje, que no de sentido, es una de las características del que pretende emprender este personaje de Saramago que dialoga con el rey. Es inevitable relacionar lo inútil de su tarea con la disfuncionalidad característica del arte, un contexto capaz de destinar un gran esfuerzo y energía a empresas ajenas a las convenciones que configuran nuestro entorno social. Avanzar por un lugar inestable, incierto, frágil, hacia lugares que intuyes pero que desconoces. Mi propuesta está basada en un mapa de T-O, iniciales de su verdadero nombre "Orbis Terrarum", cuyo significado es "el círculo de la Tierra".
Los mapas de T en O no se interesan por la exactitud cartográfica, sino que son medios de contenidos simbólicos y religiosos. En ellos aparecen representados las formaciones montañosas, ríos, ciudades, animales, personajes de la mitología o la religión, e incluso el paso del tiempo. Son mapas que se desarrollaron en la Edad Media, y que nos han legado una gran riqueza simbólica y artística que en tiempos de pérdida de sentido y pobreza espiritual son una de las mejores guías para el reencuentro con lo simbólico.

 

lunes, 10 de mayo de 2021

Pegamento seco de tierra




“La melodía del agua es el análogo acústico de la forma visual (sombra) del alma proyectada sobre la tierra. Pero estos dos planos —melodía y sombra— tienen una cualidad interior diferente. La melodía no sólo es un plano paralelo a la sombra, sino un plano superior y, además, la vida misma de la sombra. La melodía del agua-refleja la parte inmortal, la sombra la parte mortal del alma. Podría suceder también que la melodía y la sombra se relacionasen como tesis y antítesis y que los elementos —agua y sombra— en los cuales se manifiesta el alma, correspondieran a la luna y al sol.”

Marius Schneider



domingo, 27 de diciembre de 2020

Materia


 

“¿Me afligiré por mi caparazón cambiante y por la llovizna, cuando las flores del ciruelo me llaman a la vida? ¿Me alegraré por mi piel elástica y por el sol ardiente, cuando las flores del manzano me llaman a la muerte? Pronto mi propia densidad me alejará de estos polos absurdos. Seré mi propio reflejo en la conciencia abstrusa.”

Louis Cattiaux





lunes, 7 de diciembre de 2020

Estampación calcográfica + bordado

Estampación calcográfica sobre tela + bordado hecho a mano. Experimentos realizados en el máster de grabado contemporáneo de la Fundación CIEC, Betanzos, A Coruña.


Bruja deleuziana

 






"Por el contrario, una de las grandes hazañas de la brujería consiste precisamente en el acceso a las multiplicidades, más allá de cualquier acercamiento parcial: “La habilidad para acceder a este modo de multiplicidad es lo que se quiere decir cuando se dice brujería”.[3] En este caso no se trata de una técnica de control para someter al otro, sino que más bien es una habilidad libertaria que permite, como diría William Blake, abrir las puertas de la percepción y el tercer ojo. Pues, cabalmente, a través de estos experimentos los brujos y las brujas logran mostrarnos la inmensidad vivida en cada una de sus experiencias metafísicas, en cada uno de sus desdoblamientos.


Es, entonces, a este plegamiento continuum de la termodinámica de la realidad, lo que caracteriza a esta pragmática anormal: “[…] la captación o el conocimiento de la naturaleza (su pragmática) está en manos de los brujos, ya que estos trabajan en las lindes de los reinos, en el pulso mismo de los devenires, sin pretensiones cartesianas de disipar el claroscuro de la nebulosa mediante una lente clara y distinta”

https://reflexionesmarginales.com.mx/blog/2020/11/27/nosotras-las-brujas-leonora-carrington-los-devenires-de-una-bruja-deleuziana/?fbclid=IwAR0v2K7Apt8YTG8ubpCfKTGMnE3q4joU-_igMMtUOLTyDIJ3RfgR06ObTCk







domingo, 1 de noviembre de 2020

La soledad organizada




Reproduzco tal cual el pensamiento de Gustavo Dessal, en estos momentos en los que la impostura científica, el abuso del lenguaje, la confusión de las palabras y el fraude intelectual nos acorralan hasta la muerte.


"LA SOLEDAD ORGANIZADA
¿Alguien recuerda la edad dorada del confinamiento, cuando la humanidad se creyó Una en el amor universal? Muchos vieron el augurio de una redención, la promesa de una enmienda histórica: renaceríamos mejores y más buenos. Aquel sueño no duró mucho, porque muy pronto mudó en pesadilla y volvieron los zombies, las criaturas funestas que dormían en el mismo fango del que provenimos. Si el virus es ya una desgracia que se desparrama por la tierra, cada nueva oleada arrastra consigo los rebrotes del mal. La pandemia y las ideologías más oscuras han sellado una poderosa alianza, dando vida a viejos símbolos y ritos que celebran el odio y la muerte. ¿Por qué la repetición demoníaca prospera en la pandemia y enseña de nuevo la mueca del totalitarismo? Tal vez el arcaico temor cósmico que nos envuelve se ha agitado ante la acción de un enemigo invisible que envenena los cuerpos y las naciones. Hannah Arendt (“Ideology and terror”) formuló la tesis de que el fundamento del totalitarismo consiste en la capacidad del pensamiento ideológico para encerrar a los individuos en una soledad organizada. Cuando la existencia se quiebra ante un acontecimiento que nos despoja del poco de sentido al que nos aferramos para perdurar, el terror y la vulnerabilidad nos hace alzar la mirada hacia el sol negro del pensamiento ideológico, buscando allí una respuesta. Para Arendt, el totalitarismo se implanta mediante la organización calculada de la soledad, destruyendo los lazos que vinculan a los sujetos entre sí y a éstos con la experiencia individual de la realidad. El totalitarismo sustituye el marco individual del fantasma, el escenario donde cada sujeto construye su experiencia singular de la realidad, por un molde donde las singularidades mueren aplastadas bajo el peso del espanto colectivo. La ideología es ese espanto aún mayor que el terror que se apodera de nosotros cuando debemos enfrentarnos al abismo de nuestro inconsciente. Entonces preferimos refugiarnos en la soledad de la masa y convertirnos en autómatas salvajes, desprovistos de toda solidaridad humana, prestos a seguir el camino que nos señalan los profetas salvadores. El pensamiento ideológico inocula el sentimiento de que más allá de la experiencia singular de cada sujeto existe una realidad más real que nadie ha sabido ver, una realidad oculta a la percepción pero que nos es revelada por el discurso totalitario. “El sujeto ideal del mandato totalitario no es el nazi o el comunista convencidos, sino la gente para quien la distinción entre el hecho y la ficción, la diferencia entre lo verdadero y lo falso, ya no existe más”, escribe Arendt en la obra citada. Las llamadas “redes sociales” pueden convertirse en el instrumento perfecto para la desocialización, el vehículo más idóneo para deslizarnos hacia la pendiente de la fabulación paranoica. En un notable ensayo sobre la distinción entre soledad y aislamiento, Samantha Rose Hill destaca que en uno de sus diarios la filósofa alemana se pregunta si acaso existe un modo de pensamiento que no sea tiránico, y cuál es la razón por la que los seres humanos son presa fácil de las fórmulas más horrendas. Concluye que los hombres prefieren la esclavitud antes que la posibilidad de pensar por sí mismos. Seguramente el psicoanálisis, al introducir la dimensión del inconsciente, puede llevar incluso más lejos esa terrible pregunta y su posible respuesta. El lenguaje constituye la primera tiranía de la que no podemos escapar, y es probable que en esa inevitable captura surja el germen de todos los mandatos ulteriores. A diferencia de lo que la gran Arendt creía, para el psicoanálisis la libertad no consiste solo en la facultad de pensar por fuera de la ideología, sino en la imposibilidad de la palabra para organizar toda la experiencia singular de cada sujeto. Mediante ese resto inasimilable al Todo y que se refugia en el síntoma, algo consigue escapar a la institución del lenguaje y su poder doctrinario. Es por esa razón que el síntoma es lo primero que un sistema totalitario habrá de eliminar. Los alemanes lo comprendieron perfectamente: el Uno solamente puede reinar sobre las cenizas de los síntomas. No llegaron a tiempo para eliminarlos a todos, pero sus nuevos émulos diseminados por el mundo, y mejor pertrechados para organizar la soledad, quieren volver y completar la tarea."


https://www.facebook.com/gustavo.dessal.18/posts/684349682491859

domingo, 4 de octubre de 2020

Espesura

 






"¡Sirenas, doncellas aladas, vírgenes hijas de la Tierra, ojalá pudiesen venir a acompañar mis gemidos con la flauta libia o las siringas o las fórminges, uniéndose con lágrimas a mis deplorables males, con aflicciones a mis aflicciones, con cantos a mis cantos, simultáneamente con lamentaciones musicales; que venga Perséfone sanguinaria para que acepte como retribución el precio de mis lágrimas, allá en su palacio nocturno el peán que es dedicado a los muertos desdichados."